Category Archives: AFRICA

Hoy os quiero enseñar el vestido que me hizo el profesor de corte y confección con el que he colaborado, en Etiopía, en el proyecto de diseño y confección de ropa para los huérfanos.

Preparando el patron

Eligiendo la tela


Acabo de volver de Etiopía, así que éste será mi último capítulo de “Mi aventura en África”. Espero que hayáis disfrutado con todo lo que os he ido contando.

En primer lugar quiero agradecer al Padre Ángel que me haya brindado la oportunidad de iniciar un proyecto allí, de confiar en mí para llevarlo acabo y por apoyarme siempre. También tengo que agradecerle su hospitalidad, se que no le gusta que le demos sólo a él las gracias, pero es que su humildad hace que siempre se quede en un segundo plano, nunca quiere ser el protagonista.

Muchos son los proyectos que el Padre Ángel tiene en Wukro, como la construcción de una presa, la rehabilitación de torrentes, los microcréditos para que las mujeres salgan de la prostitución , la escuela de formación profesional, pero, si tuviera que elegir uno, me quedo con el proyecto de los huérfanos.  Abba Melaku, como es conocido allí, es un padre para todos ellos. La dedicación y la entrega a esos niños, a los que visita cada noche, juega con ellos y, regaña, cuando tiene que hacerlo,  hace que todos le quieran como a un padre.

Visita a casa de unos huérfanos

Viendo los deberes de uno de los huérfanos

Gracias Ángel por haberme brindado la oportunidad de vivir una experiencia así,  por haberme enseñado tantas cosas, pero sobretodo por devolverme la sonrisa y darme tanta paz interior.

Es una pena que finalmente no haya podido ver ninguna prenda para los huérfanos terminada,  espero haber podido contribuir con mi granito de arena y cuando vuelva, que espero volver, ver el resultado de todo ese trabajo.

Modelos de vestidos para el proyecto

Voy a echar mucho de menos todo aquello, mi día a día con Yemane en el taller, las visitas a casa de los niños, las clases de inglés con los peques a las 5, los sábados por la mañana yendo a asear a  los ancianos, el watering  los sábados por la tarde y los juegos con los niños los fines de semana.

En clase con Yemane

Eligiendo telas

En clase de inglés

Los peques en clase de inglés

El watering

Lavando ropa en casa de los ancianos

Jugando en la misión

Tarde de juegos

Pero a quien mas voy a echar de menos es a mi bollito Rotza y a su familia, para mí han sido mi familia allí.

Con mi bollito

Por último, a todos los que me habéis seguido en mi aventura o a los que leéis por primera vez el blog, os pido vuestra colaboración para que todos éstos proyectos puedan seguir adelante.

Si quieres hacer una aportación, por pequeña que sea, ésta es la cuenta: 2101 0041 08 00 10282606 Cuenta a nombre de Ángel Olaran Esnal.

Muchas gracias a todos!!


La semana pasada hizo dos meses que llegué a Wukro, como pasa el tiempo, ya no queda nada para marcharme, así que seguiré cogiendo fuerzas, aprendiendo mucho y sobretodo disfrutando de los niños que son a los que más echaré de menos.

Otra vez los temas burocráticos han hecho que se paralice el taller por lo que no hemos podido empezar con la confección de la ropa para los huérfanos.  El domingo tenía que volver a España pero decidí cambiar el billete y quedarme un par de semanas mas, a ver si consigo dejar la producción en marcha.

El domingo fue la festividad de la Virgen María y para celebrarlo una de las niñas de la misión nos invitó a su casa. Fue un día grande para las mujeres, era su fiesta, se reunían en las casas, bailaban, comían, cantaban y como no, hacían el buna ceremony (la ceremonia del café) fue muy divertido pero lo mejor fue poder ver a las mujeres disfrutar de un día para ellas.

La ceremonia del café es todo un ritual en Etiopía, y es que, a diferencia de nosotros, que cogemos el café ya molido y lo ponemos en la cafetera, ellos hacen todo el proceso, primero cogen el grano, lo tuestan, después lo muelen en unos pequeños morteros y finalmente lo ponen en unas vasijas de barro, llamadas jebena, y lo hacen, todo ello en unos pequeños hornos de carbón. La tradición manda que en el buna ceremony debes tomarte tres cafés, el primero, conocido como abol simboliza la salud,  es el más fuerte, ofrece todo el aroma y sabor del café de Etiopía, el segundo, conocido como huletenya, thani o tona simboliza el amor,  se le añade más agua y por tanto tiene un sabor medio y por último el tercero, conocido como baraka simboliza el dinero, se le añade más agua y es por tanto el que tiene un sabor más suave. Se dice que el café debe ser:   “ Negro como el demonio, caliente como el infierno, puro como los ángeles y suave como el amor”.